El Cortijo Miraflores recoge la muestra colectiva de 4 artistas granadinos

Augusto Moreno y Amesa1

La Fundación Al-Ándalus, junto con la Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Marbella, presentó ayer en el Centro Cultural Cortijo Miraflores** la exposición colectiva de los artistas andaluces Amesa, Augusto Moreno, José María Moreno y Miguel Moreno.

Se trata de muestra con un total de 24 obras que permanecerá abierta al público hasta el 25 de julio y que aúnan el arte en todos sus aspectos. Siendo todos los trabajos dignos de mención, cabe destacar la obra de Augusto Moreno. Se trata de un “arte social” que implica un acercamiento del público al arte, convirtiéndose éste en artista.

El autor pretende abarcar todos los ámbitos posibles para reflejar lo que la sociedad siente y piensa. Entre todas, una obra tiene especial relevancia por su contenido y significado: “Diez poetas”, que contiene textos pertenecientes a poetas de Marbella, quienes se han prestado gustosamente a esta fusión de letras y esculturas.

Se trata de un grupo de escritores noveles que surgió a raíz de un curso de escritura creativa organizada por el Ayuntamiento marbellí y que fue impartido por el poeta malagueño Álvaro García: El Club de Poetas Urbanos. Sus nombres son José Luis Moreno, Isabel Jiménez, José María Sánchez, Kika Pérez-Solero, Gustavo Acín, Mina Ghirelli, Daniel Miguélez, Mimi Lineva, Elena Piera y Juanjo García.

Por su parte, la pintora Antonia Mesa, más conocida como Amesa, representa la actual vanguardia artística del abstraccionismo, muy especialmente en lo referente a sus estudios sobre la incidencia de la luz en los muros árabes de la ciudad de Marrakech y el denominado Valle de las Rosas marroquí. Cabe destacar en su trayectoria tres colecciones: “Muros”, “Tierras” y “Agua”.

Miguel Moreno, artista de ilustre trayectoria con varios premios internacionales que avalan una carrera fructífera y singular, es probablemente uno de los principales escultores del panorama mundial actual y de los pocos que ha creado escuela, especialmente con sus hijos José María, Augusto y Miguel Ángel.

José María Moreno es uno de los pocos artistas en el mundo capaz de reproducir fielmente el mundo de los insectos mediante esculturas metálicas de gran valor artístico expuestas en el Museo de Ciencia de Madrid. Vinculado a temas medioambientales ha realizado una colección de esculturas sobre la fauna ibérica, una colección de amonitas y setas para el Parque de la Subbética (Córdoba) y una re producción del Cangrejo de río español. Actualmente trabaja en una colección de insectos que lleva a gran escala.